La Feria Internacional de Turismo (FITUR) se celebrará, coronavirus y ritmo de vacunación mediante, este mes de mayo, desde el miércoles 19 hasta el domingo 23, cinco días ante los que el equipo y el personal de Ifema en Madrid ha trabajado de forma frenética analizando los diferentes escenarios posibles e instalando todas las barreras sanitarias y de seguridad posibles para garantizar un salón libre de COVID-19. Hay muchas ganas de Feria igual que de salir de vacaciones y de recibir a turistas, el sector está plenamente adaptado y preparado para ello. Nos vemos en FITUR.

Este año será un FITUR distinto, especial, atípico, con eso contamos todos. Será con aforo reducido, con distanciamiento social, con higiene de manos, con pruebas anticovid…, pero que sea, para que la economía, el turismo también es economía, crezca. La abanderada de este pulso al virus, con todas las medidas y prevenciones posibles, es esta Feria, que ya supera su 40 edición, en la que, lejos de fijarse objetivos más o menos ambiciosos, el reto es sencilla y llanamente poder celebrar la Feria y así reactivar el sector. Aunque lo virtual supere a lo presencial, aunque la mezcla de culturas y países sea a mucha menor escala, aunque falten profesionales…, FITUR es esa ventana de España al mundo demostrando por unos días su fortaleza para poder atraer a millones de turistas. España fue elegida por el Foro Económico Mundial, de nuevo en 2019, como el país más competitivo del mundo en materia turística y ese camino es el que se ha de seguir.

Haya o no haya FITUR –al cierre de esta edición se mantenían en pie las fechas previstas-, el sector viene trabajando sotto voce para no perder la oportunidad de recibir este verano al menos más de los 19 millones de turistas del año pasado, una cifra muy menor a la que España venía manteniendo en los últimos años, más de 83 millones en 2019 y 92.000 millones de euros de gasto, lo que evidencia, primero, la necesidad de remontar una actividad turística mermada por la pandemia y la limitación de movilidad, y, segundo, recalca la trascendencia de este sector estratégico motor de la economía española, que supone el 11% del PIB español.

El estudio de la situación pandémica, cambiante a cada instante, está obligando al sector a adaptarse o reinventarse para salir adelante. La incertidumbre entre los responsables de alojamientos hoteleros, casas rurales, agencias de viaje, compañías de cruceros, compañías aéreas, touroperadores, guías de turismo… es notoria aunque, si de algo se caracteriza este sector, es de su experiencia y buenísima gestión demostrada en la época más reciente de nuestro país. Por ejemplo, gracias a las agencias de viaje y touroperadores se consiguió repatriar a muchos españoles repartidos por el mundo cuando comenzaron las restricciones de movilidad. Se ha tenido un año entero para pensar, hacer proyectos, cambiar, establecer protocolos covid, nuevas formas de trabajar…, solo esperan clientes, al igual que el cliente espera poder disfrutar de una escapada o vacaciones.

Los ciudadanos piensan en salir, en viajar aunque sin planes precisos. Todavía no son muchos los que se atreven a hacer una reserva para este verano a la espera de acontecimientos, del posible final del estado de alarma, del ritmo de vacunas, del alza o baja de contagios… Según nos cuenta José Moyano, de Tecnoturis, factoría de desarrollo tecnológico especializado en el turismo, en la actualidad se están realizando dos tipos de reserva: por un lado, la del cliente de ultimísima hora que reserva el día de antes, y por otro lado, las reservas para agosto y septiembre a través de agencias, gracias a que los touroperadores “se han puesto las pilas y han quitado los gastos de gestión hasta cinco o siete días antes de la salida, es la forma de incentivar a los clientes que van a reservar para el verano. También, con la incertidumbre actual, se han eliminado las tarifas no reembolsables en hotel, tarifas que salían entre un 10 y un 15% más económico pero eran no reembolsables desde el momento en que se hacía la reserva”, comenta.

Turismo versus vacunas.- La desigual salida de la pandemia en el planeta, con un ritmo de vacunas mucho mayor en Reino Unido, Estados Unidos, China, Israel… que en la Unión Europea, no ha despejado la incógnita de cómo será este verano para el turismo en España. Un agente de viajes consultado por Ayer&hoy, Antonio Pérez, de Citytour, resume la situación en tres palabras: desconcierto, expectación y cautela, desconcierto por el baile de fechas en el ritmo de vacunación, expectación porque todos esperamos buenas noticias para viajar, pero cautela a la hora de hacer reservas para el próximo verano, “no sabemos a qué atenernos, si se va a poder salir o no”, enfatiza. No obstante, mantiene la esperanza y el optimismo de una cierta normalidad a partir de los meses de junio y julio, “para entonces habrá una parte importante de vacunados más las personas que hayan pasado la enfermedad, confiamos y es nuestro deseo que haya más movimiento”.

Por su parte, Moyano apunta que en 2021 va a costar alcanzar ciertas cotas de actividad debido principalmente al retraso en la vacunación y a las restricciones, aunque 2022 puede ser “un año muy bueno” para el turismo, aunque el sector podría verse mermado con cierres de negocios, porque es difícil soportar dos años sin apenas actividad en algunos casos, puntualiza. En este sentido, Moyano advierte de la importancia de la actividad turística en nuestro país por la que se debe velar más, sobre todo, por parte de la Administración, porque “somos punteros en destinos para el mercado extranjero, somos un país tanto emisor como receptor, aportamos el 11% del PIB español…”.

Al igual que el resto de negocios, las agencias de viaje pagan sus impuestos y crean riqueza y han sabido adaptarse a la pandemia, “disponemos de página web, ofrecemos todos los servicios online que cualquier otra plataforma y no existe tanta diferencia entre los precios de una agencia a pie de calle o virtual, sí existe una diferencia, puntualiza Pérez, “si sucede algún contratiempo, la agencia lo soluciona, el cliente sabe dónde dirigirse”. Va más allá Moyano al advertir que la especialización y calidad de una agencia no la tiene una plataforma en internet, “creo que al final son dos cosas diferentes, depende también de la población donde vivas, en las grandes plataformas se vende mucho billetaje económico o el hotel de una noche pero para los grandes viajes, la luna de miel o los viajes de grupo son las agencias las que están preparadas profesionalmente para ello”.

Quienes también están bastante bien adaptados y están recibiendo visitantes son los hoteles y alojamientos turísticos. Lupe Carreras, directora del Hotel NH de Ciudad Real, considera que la esperanza está en la vacuna y en la homologación de un carné sanitario para que la gente pueda tener movilidad, aunque agradece los pocos eventos que se celebran en Ciudad Real, ya que significan mucho para la producción del hotel. NH Ciudad Real fue uno de los hoteles de guardia al comienzo de la pandemia, “solo cerramos el 19 y 20 de marzo de 2020, el 21 tuvimos que abrir por mandato gubernamental, pasamos la época más dura abiertos, pero ahora estamos todos concienciados, sabemos lo que tenemos que hacer, cómo debemos actuar ante los clientes, qué protocolos debemos seguir en habitaciones, zonas comunes, restaurante, etc., por suerte no hemos tenido ni un solo contagio ni una sola persona de baja en el hotel”. Para Carreras, el cliente que acude ahora a un hotel en España está amparado con unas seguridades sanitaria y jurídica inigualables.

El cierre perimetral de regiones, de zonas básicas de salud e incluso de municipios ha reactivado la fórmula de hacer turismo en tu ciudad, en tu provincia o comunidad autónoma. Ello ha supuesto un pequeño alivio para profesionales y establecimientos, como guías de turismo o alojamientos rurales. En el caso de la provincia de Ciudad Real, la Diputación Provincial y los ayuntamientos se afanan en promocionar lo más cercano, con bastante buena acogida de recursos existentes o nuevos como el Torreón del Alcázar en el caso de la capital o las rutas de Geoparque, Volcanes de Calatrava en diferentes puntos de la provincia. Por su parte, el presidente de la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo, José Crespo, ha avanzado que está en conversaciones con responsables de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con el fin de acercar posturas a la hora de conjugar la actividad económica y salvaguardar la salud, “en la última reunión ha habido un acercamiento de criterios y estamos pendientes de otro encuentro para revisar el ocio nocturno e ir reabriendo subsectores, aunque queda mucho camino que andar”.

Escapadas por la provincia.- La riqueza de patrimonio histórico, natural, cultural… de nuestra provincia bien merece varias escapadas por parte de sus conciudadanos. Alcázar de San Juan se sitúa en pleno corazón de La Macha. Existen estudios en los que consideran la ciudad como lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes, de quien se conserva una partida de bautismo de 1558. Alcázar cuenta con un gran patrimonio cultural y natural, como el Conjunto Palacial del Gran Pior o el Complejo Lagunar. A su vez, la ciudad cuenta con diversos museos muy llamativos y atractivos para el visitante como el Museo del Traje Manchego, el Museo Casa del Hidalgo o el Museo del Ferrocarril. Y por supuesto, su Carnavalcázar, declarado de Interés Turístico Nacional y que se celebra en el mes de diciembre coincidiendo con la Navidad.

Por su parte, la vecina localidad de Campo de Criptana es de sobra conocida gracias a sus formidables Molinos de Viento contra los que Don Quijote de La Mancha luchó en la obra universal de Miguel de Cervantes. Es sin duda la estampa más sobresaliente de la localidad, un icono de Castilla-La Mancha para el Mundo, de ahí el sobrenombre de “Tierra de Gigantes”.

Por otro lado, nos encontramos con la localidad de Pedro Muñoz, cuna del Mayo Manchego. Y es que la Fiesta del Mayo Manchego, es sin duda la fiesta más representativa de la localidad, declarada de Interés Turístico Nacional. También debemos hacer mención a su museo Quixote Box, el cual alberga la Colección Cervantina Zunzunegui formada por 845 piezas relacionados con el Quijote y Cervantes e igualmente es de reseñar su Complejo Lagunar, declarado Reserva de la Biosfera.

En cuanto a la localidad de Herencia destaca su Carnaval, filosofía de vida de todos los herencianos. El Carnaval de Herencia es la fiesta más significativa de la localidad y está declarada de Interés Turístico Nacional.

Tomelloso por su parte, es una reputada ciudad por contar con artistas ilustres como Francisco García Pavón, uno de los grandes escritores de la literatura española y famoso por sus novelas policiacas protagonizadas por Plinio, considerado el pionero de la novela policíaca española. Otro artista a destacar es Antonio López García, pintor y escultor español ganador del Premio Príncipe de Asturias en 1985. Asimismo, la ciduad cuenta con el Museo de Arte Contemporáneo Infanta Elena, que alberga la colección permanente que la Cooperativa Virgen de las Viñas, la cooperativa más grande de Europa, ha ido adquiriendo a lo largo de los años a través de sus diferentes certámenes de pintura.

A escasos 9 km de Tomelloso, nos encontramos con la localidad de Argamasilla de Alba, “lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”, según la tradición cervantina. En Argamasilla de Alba se encuentra la Casa de Medrano, declarada Bien de Interés Cultural desde 1972, uno de los edificios más representativos y simbólicos de la figura de Miguel de Cervantes en el que comenzó a imaginar su inmortal obra.

Para finalizar, cerca de Argamasilla de Alba, a unos 12 km, podemos visitar una auténtica maravilla como es el Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera o el Castillo de Peñarroya.

 

José Manuel Caballero (Presidente de la Diputación de Ciudad Real)

“Ciudad Real cuenta con 20.000 km2 de posibilidades”

Tenemos una oferta variada y para todos los diferentes tipos de turistas que incluye un rico patrimonio natural con sus dos los Parques Nacionales de Cabañeros y las Tablas de Daimiel y los dos Parques Naturales de las Lagunas de Ruidera y Valle de Alcudia y Sierra Madrona y, por otro lado, contamos con un reconocido patrimonio cultural, artístico e histórico junto a una rica gastronomía con diferentes Denominaciones de Origen, a la que se une nuestra marca promocional “Sabores del Quijote. Productos y platos de nuestra tierra”, con una gran variedad de platos y recetas que transitan desde la cocina más tradicional a la más innovadora garantizando siempre la calidad de nuestros productos. Nuestra naturaleza, nuestros pueblos, nuestro patrimonio, nuestra cultura y nuestra gastronomía son los pilares en torno a los cuales desarrollamos nuestra estrategia turística y gracias a ellos el visitante vive una experiencia única que convierte a nuestra provincia en “El lugar que siempre recordarás”.

Estamos situados geográficamente en un lugar privilegiado en el centro de la península ibérica lo que nos convierte en un turismo de cercanía para una gran parte de la población de nuestro país. Uno de los alojamientos estrella de nuestra provincia, por ejemplo, son las casas rurales que el año pasado, debido a este cambio de tendencia turística estival por la pandemia, fueron muy demandas. Queremos ayudar a que se creen nuevas y a que se rehabiliten las que ya están construidas y para ello tenemos una línea de 300.000 euros en ayudas. También sabemos que dentro de estos cambios en la manera de viajar, se ha revalorizado el turismo de autocaravana y, para ello, hemos invertido más de 3.000.000 de euros en la creación de una red de áreas de autocaravanas con 20 áreas en total distribuidas estratégicamente por la provincia.

Además, estamos trabajando en la unificación de la imagen y señalética turística de la provincia para hacerla más atractiva, accesible y práctica con una inversión cercana a un 1.000.000 euros. Por otro lado, estamos totalmente implicados con la consecución del reconocimiento por la UNESCO de todo nuestro potencial volcánico. Ya hemos formalizado la candidatura del “Proyecto Geoparque Volcanes de Calatrava. Ciudad Real.” que se extiende por 40 municipios de la provincia con una población de 228.095 habitantes.

Ahora más que nunca, se buscan espacios naturales, abiertos y menos concurridos en los que “respirar” fuera de las grandes ciudades, con distancias y extensión que permitan un turismo no masificado con una amplia oferta cultural, patrimonial y gastronómica. Eso es precisamente lo que ofrece nuestra provincia y este es el motivo por el que el pasado verano se convirtió en un destino muy solicitado a pesar de no ser la temporada del año tradicionalmente más intensa en cuanto a recepción de turistas.

Debemos ver esta crisis como una oportunidad para que cuando acabe la pandemia nos hayamos consolidado como un destino en el que el turista encuentra al alcance de su mano calma, naturaleza, gastronomía, tradición y un patrimonio cultural de una gran riqueza. Somos una alternativa de una enorme calidad a los destinos turísticos más tradicionales y esta manera de cambiar nuestras prioridades, nuestra manera de vivir y también de viajar deben servirnos como oportunidad y así lo estamos trabajando desde la Diputación con una estrategia estable, colaborativa y en la que apostamos por la calidad y la competitividad. Para ello, seguiremos trabajando con el sector del turismo y la hostelería de nuestra provincia, con el Gobierno de Castilla-La Mancha y con nuestros ayuntamientos.

 

El Carnaval de Herencia. Tradición en año de pandemia

Año tras año son cada vez más las gentes que abarrotan las calles de Herencia, bien para participar de forma activa, bien para ver y disfrutar de estos días de fiestas llenas de alegría, bullicio e ilusión. Su estratégica ubicación en la zona central de La Mancha y sus grandes comunicaciones dan pie a ello.

Este 2021 el Carnaval de Herencia, declarado de Interés Turístico Nacional, se ha caracterizado, como tantas y tantas fiestas y tradiciones de toda la geografía mundial, por el paisaje insólito de calles vacías y ausencia de la alegría inusitada típica del febrerillo loco por estos lares manchegos.

Momentos insólitos y tristes que concilian con los tiempos de cruel pandemia. La fiesta, el desenfreno, las aglomeraciones han sido sustituidos por confinamientos más o menos estrictos bajo un cielo azul que pone su nota de esperanza prometiendo momentos mejores.

Los tradicionales desfiles que son atracción para todos los herencianos y los miles de visitantes que hacen del histórico Ofertorio un encuentro de toda la comarca, han hecho un paréntesis de respeto y responsabilidad; sólo unos contados actos presenciales han alternado con propuestas virtuales para mantener viva la llama carnavalera.

El patrimonio cultural de todo el pueblo rezuma por sus cuatros costados y, todo el sentimiento herenciano que desata don Carnal y doña Cuaresma ha dado un paso atrás en pro de una prudencia para combatir con sentido común la presencia de bichos maléficos y fantasmales.

Pero la ensoñación se ha mantenido inconmovible en las venas y cada cual desde su casa, sus pantallas o sus balcones ha rememorado momentos pasados y han encendido una vela de ilusión para el año que viene. Sólo unos meses de espera para que la retranca carnavalera salga de su letargo augurando momentos mágicos.

 

Los guías oficiales de turismo encaran esta nueva etapa de forma positiva

Los guías oficiales de turismo en Castilla-La Mancha encaran esta nueva etapa en la era COVID de forma positiva, yendo hacia adelante, adaptándose a las circunstancias, conscientes de que el lema renovarse o morir es más gráfico que nunca. Ahora se hacen más rutas en espacios abiertos, limitadas a un número de personas y siguiendo los protocolos de Sanidad. La guía Cristina López de Lerma reconoce que la pandemia lo ha cambiado todo, ya no se hacen los tour de antes pero se ha trabajado mucho durante el último año para hacer una adaptación total a las exigencias actuales, también a prepararse y a formarse, “muchos de nosotros nos hemos apuntado al máster de guía de volcanes organizado por la UCLM y la Diputación, ya estamos realizando visitas y georutas en Ciudad Real capital con gran acogida, cada visita la iniciamos en la plaza del Pilar y vamos explicando las manifestaciones volcánicas en Ciudad Real capital, concluyendo en el Torreón del Alcázar, la gran estrella de las visitas guiadas este año, está teniendo un éxito tremendo, también hemos reiniciado las visitas a la Puerta de Toledo, siempre con diez personas, Alarcos también está registrando más interés”. En la provincia también se han visitado más yacimientos arqueológicos como los de Calatrava la Vieja en Carrión, o el Cerro de las Cabezas en Valdepeñas.

López de Lerma aboga por seguir fomentando el turismo de cercanía tan de moda últimamente, “no hace falta irse a la Conchinchina para hacer turismo, tenemos aquí lugares sorprendentes que aún no se conocen, en las visitas con gente local he visto cómo se asombran de sitios que están ahí pero que no conocían, creo que lo primero que habría que hacer es conocer el lugar donde uno vive”.

El lema de los guías de turismo a nivel nacional es ‘Garantía de calidad’, demostrando la puesta a punto del sector, la formación en temas covid y la seguridad, lo que ha hecho que muchos ayuntamientos de la provincia colaboren y confíen en los guías para llevar a cabo las diferentes visitas de sus recursos turísticos. Asimismo, la Asociación de Guías de Turismo de Castilla-La Mancha se está dirigiendo a asociaciones y colegios para poder llevar a cabo actividades con escolares, sobre todo en materia de visitas con motivo del proyecto del Geoparque, Volcanes de Calatrava. Para más información, pueden dirigirse al email asociacionguiasdeturismo@gmail.com o al propio de Cristina clolemo@libero.it .

 

Texto: Oliva Carretero Ruiz
Fotos: Ayer&hoy